¿Qué es la Medicina Cuerpo-Mente?

Se entiende por Medicina Cuerpo-Mente a la aplicación de técnicas y herramientas de integración basadas en evidencia científica y calificadas dentro del marco de Atención Medica Integral de la Salud de las personas, desde una mirada ampliada donde lo físico, las emociones, los pensamientos y creencias, el entorno social y la espiritualidad son partes integradas en una totalidad.

Objetivos

Su objetivo primordial es promover la salud generando consciencia a partir de la comprensión del funcionamiento neurofisiológico de nuestro organismo. Descubriendo cómo un estado fisiológico de equilibrio interno, llamado "Respuesta de Relajación", que normalmente contrarresta los efectos de la "Respuesta del Estrés", se puede evocar a partir del aprendizaje de diversas herramientas como la Meditación.

Cada vez son más los Centros Médicos que aplican la Medicina Cuerpo-Mente en prevención y tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles y en aquellas en las cuales el estrés influye en su génesis y evolución, como la diabetes, hipertensión, dolor lumbar, fibromialgia, cáncer (calidad de vida y sobrevida), enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, alergias, asma, infertilidad, migraña, entre otras.

Respuesta al estrés

↑ consumo de O2.

↑ frecuencia respiratoria.

↑ Dilatación de la vía aérea.

↑ frecuencia cardíaca.

↑ tensión arterial para mayor eyección ventricular y ↑ de la resistencia periférica.

↑ flujo sanguíneo al músculo, bazo, corazón y piel.

Respuesta de relajación

↓ volumétrica del consumo de O2.

Eliminación de CO2.

↓ de la frecuencia cardíaca y respiratoria.

↓ de la tensión sistólica y diastólica.

↑ Variabilidad de la frecuencia cardíaca.

Mejora la respuesta inmune.

Si bien la Respuesta de Relajación es fisiológica, puede evocarse y aprenderse a partir de las Técnicas de Integración Cuerpo-Mente.

¿Cuáles son las Técnicas de Integración Cuerpo-Mente?

Según el Instituto Nacional de la Salud de Norteamérica (NIH) las terapias mente-cuerpo son “las intervenciones que utilizan una variedad de técnicas diseñadas para facilitar la capacidad de la mente de afectar la función y los síntomas corporales”. Comprende a las terapias de integración psicofisiológica basadas en la psiconeuroinmunología (PNIE).

Ellas son:

  • Técnicas de relajación, como la Respuesta de Relajación del Dr. Henry Benson.
  • Meditación, como Mindfulness, Meditación Trascendental.
  • Técnica de visualización Creativa o Imaginación Guiada.
  • Hipnosis.
  • Biofeedback, como la Técnica de Coherencia Cardíaca.
  • Terapias cognitivo conductuales, como la Terapia de Aceptación y Compromiso.
  • Herramientas psicoeducativas, como The Matrix de Kevin Polk.
  • Yoga, Tai Chi, Chi Kung y Stretching

Los trabajos corporales como la práctica del Yoga, Tai Chi o Chi Kung, si bien son considerados Técnicas Cuerpo-Mente, no han logrado aún suficiente evidencia científica en revisiones sistemáticas.

Beneficios de la práctica de técnicas de integración Cuerpo-Mente

  • Cambio en las creencias y actitudes respecto a su salud y a la propia capacidad de autorregulación mente-cuerpo.
  • Cambio de aquellos estados emocionales, cognitivos y conductuales que afectan la salud.
  • Capacidad de afrontar el estrés y sus consecuencias en la patología médica.
  • Vivencia de las experiencias de relajación y visualización antiestrés promotoras de salud.
  • Prevención de la aparición de enfermedades crónicas, reforzando la capacidad de defensa inmunológica, alostasis y homeostasis del organismo.
  • Mejoría de la calidad de vida cuando se está enfermo. Funciona como terapia sinérgica de cualquier tratamiento acelerando el tiempo de recuperación ante la enfermedad.

Beneficios de la práctica de técnicas de integración Cuerpo-Mente

  • Rehabilitación cardiaca
  • Hipertensión
  • Enfermedad coronaria
  • Asma
  • Lumbalgia
  • Diabetes
  • Cefalea crónica
  • Estrés prenatal
  • Síndrome de intestino irritable
  • Fibromialgia
  • Síndrome de fatiga crónico
  • Insomnio
  • Artritis reumatoide
  • Síndrome de estrés crónico
  • Postcirugía
  • Síndrome premenstrual
  • Dolor crónico
  • Cáncer
  • VIH/SIDA
  • Osteoartritis
  • Infertilidad

Programa de Manejo del Estrés con Técnicas de Integración Cuerpo-Mente

El Programa que Buscando Calma se basa en los principios neurofisiológicos del funcionamiento del sistema psico-neuro-inmuno-endocrinológico (PNIE).

Está dirigido a:

  • Público en general.
  • Personas con enfermedades crónicas.
  • Deportistas.
  • Empresas.
  • Profesionales de la salud.
  • La modalidad de realización podrá adaptarse a las necesidades del grupo o las personas interesadas.

El desarrollo se realiza en 4 encuentros de 2 hs. cada uno. Durante los mismos se explicará cómo nuestro organismo responde ante situaciones de alarma, qué es y cómo funciona la respuesta al estrés, y cuáles son las herramientas y recursos que debemos aprender para disminuir la carga alostática, cómo construir resiliencia y lograr relajación.

Cultivarnos acerca de la forma en que los humanos adquirimos conocimientos y cómo se establecen las pautas conductuales que en muchos casos generan emociones perturbadoras que sostienen los desequilibrios.

En líneas generales, aprender a descubrir las propias “alarmas”, manejar y “surfear” las situaciones estresantes, y lograr reconocer y conectar con emociones positivas varias veces en el día, ya que generar hábito es la forma en la que nuestro cerebro aprende, además de ser la forma de rendimiento más económica, energéticamente hablando.

Se trabajarán herramientas de los modelos cognitivos conductuales de tercera generación centrándonos en el contexto de cada persona en particular, apuntando a los valores de cada uno y aprendiendo a generar acciones comprometidas con dichos valores.

Durante el programa haremos un recorrido práctico por las siguientes Técnicas:

Mindfulness | Coherencia Cardiaca (HeartMath ®) | Yoga | Chi Kung | Stretching
Se ha comprobado a partir de investigaciones médicas que el estrés crónico y la respuesta de acomodación desregulada son importantes factores de riesgo en el desarrollo de enfermedad cardiovascular y otros desórdenes en la salud.